Elegir

Dedicamos mucho tiempo a enseñarles a nuestros hijos cuáles son los comportamientos adecuados dentro de diferentes entornos. También es importante que ayudemos a los niños a comprender que este mismo estándar de ética y responsabilidad se aplica a las interacciones en línea.

Dedicamos mucho tiempo a enseñarles a nuestros hijos cuáles son los comportamientos adecuados dentro de diferentes entornos. También es importante que ayudemos a los niños a comprender que este mismo estándar de ética y responsabilidad se aplica a las interacciones en línea.

ACTUAR DE FORMA ÉTICA Y RESPONSABLE

La mayoría de las personas tratan de actuar responsablemente y de cumplir con un conjunto de estándares éticos que aprendieron. Estas pautas de comportamiento adecuado pueden variar según el lugar en el que estamos y las personas con las que estamos.

De la misma manera que les enseñamos explícitamente a los niños cuál es el comportamiento adecuado en situaciones de la “vida real”, debemos ayudarlos a que aprendan cómo comportarse de forma adecuada, responsable y ética en varios espacios digitales: juegos en línea con varios jugadores, redes sociales, etc.

Los problemas surgen porque los niños suelen sentir que son anónimos al usar Internet o teléfonos móviles y, dado que generalmente no ven a la persona con la cual interaccionan, no miden el impacto de sus acciones o de las palabras que usan. Esto origina lo que los psicólogos denominan “desinhibición”. Es posible que los niños actúen de forma más cruel, irresponsable y peligrosa porque piensan que no están lastimando a nadie y que no van a ser castigados. Ese es uno de los motivos por los cuales los niños posiblemente realicen acoso cibernético, envíen mensajes de texto de naturaleza sexual, plagien contenido o compartan ilegalmente contenido protegido por derechos de autor. También es un buen motivo para hablar con sus hijos sobre la ética en Internet. Ayúdelos para que aprendan a aplicar la “regla de oro” en sus interacciones en línea: actuar responsablemente y tratarse entre ellos y a otras personas con respeto y amabilidad.

MANTENER UNA REPUTACIÓN DIGITAL

Un concepto que los padres deben tener en cuenta y enseñar a sus hijos es que el contenido digital nunca muere: una vez que el material se crea y se publica, vive en Internet, donde puede ser visto por cualquier persona, ahora y en el futuro. Las fotografías tomadas por su hijo adolescente en una fiesta que luego se publican en una red social, los comentarios cuestionables realizados en un tweet o los rumores sobre otras personas publicados en un blog pueden parecer inofensivos ahora, pero perjudicarlos más adelante. Incluso las aplicaciones que restringen el acceso a las publicaciones y que las eliminan poco tiempo después de realizarlas no pueden impedir que un amigo haga una copia y la use más adelante.

Enseñe a sus hijos que tienen una reputación digital que mantener y proteger. Lo que a ellos puede parecerles divertido posiblemente sea considerado inadecuado para otras personas. Las escuelas, las universidades, los posibles empleadores y otros sectores ahora consultan sistemáticamente las fuentes de Internet para obtener información sobre los postulantes. Aun si se elimina el material, es posible que no desaparezca por completo. El material eliminado puede estar guardado en los archivos de otras personas y volver a aparecer más adelante. Asegúrese de que sus hijos niños y adolescentes comprendan que son responsables de mantener su reputación en línea y conozcan las consecuencias de no hacerlo.

VER UN VIDEO

RECURSOS

The Good Play Project

Ayúdelos para que aprendan a aplicar la “regla de oro” en sus interacciones en línea: actuar responsablemente y tratarse entre ellos y a otras personas con respeto y amabilidad. 

Education World

Education World, “connecting educators to what works”. Noticias, lecciones y recursos educativos K-12. Innovación y estrategias en el aula para profesores de todo el mundo.